REINA ISABEL II

El pasado jueves 8 de septiembre, el Palacio de Buckingham informó el fallecimiento de la Reina Isabel II a los 96 años de edad en la residencia real de Balmoral, Escocia, tras regir durante siete décadas la corona británica. Durante su reinado, aspiró a inculcar en la Institución un sentido de discreción y deber que muchas veces logro demostrar por medio de su guardarropa.

Su vestidora personal, Angela Kelly, señalo en su en su libro The Other Side Of The Coin: The Queen, The Dresser and The Wardrobe el gran cuidado que la reina tenía en la repetición de sus looks, adaptando y reciclando sus prendas lo máximo posible, o incluso reservándolas para sus vacaciones privadas en Balmoral.

La Reina Isabel II  se caracterizaba por un estilo modesto aunque glamoroso en muchas ocasiones. Fue fiel a su diseñador Norman Hartnell, que confeccionó su vestido de novia y su atuendo de coronación, y a su vestidora personal, Angela Kelly, que perfiló la gran parte de sus estilismos.

Algunos allegados aseguran que sus bolsos de asa corta Launer, marca que la acompaño más de 50 años, no eran reemplazarlos sino restaurados, en los que llevaba unas gafas, un pañuelo con sus iniciales bordadas, una pluma estilográfica, un paquete de caramelos de menta, y un gancho para poder colgar su bolso debajo de la mesa.

Precursora del “color block” su debilidad eran los trajes monocolor en delicadas texturas con sombrero a tono, siempre combinados con  guantes blancos,  perlas y  zapatos de tacón bajo.

Aunque se destacaba por su sobriedad, la Reina no tenía reparo cuando lucia sus joyas que provenían del legado real. Los diamantes, las perlas y las diademas no faltaron en sus tiaras, collares, brazaletes, pendientes y broches.

El reinado de Isabel II es visto como un ejemplo de liderazgo y dedicación al servicio de la corona británica. Bajo el mandato impuesto desde su nacimiento “vivir para servir”,  Elizabeth Alexandra Mary, nunca basilo de su tarea como Reina de Inglaterra, madre y mujer.

«Hay largos periodos en los que la vida parece aburrida, insignificante y sin sentido, luego de repente nos vemos atrapados en algun evento que nos da una idea de los funsamentos solidosy duraderos de nuestra existencia» (Reina Elizabeth II)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s